lunes, 15 de febrero de 2016

¿Cómo dejo que me amen?










Las relaciones muchas veces son un vaivén de sentimientos que nos impulsan a hacer muchas cosas tanto por el otro como por intentar conseguir que la pareja siga funcionando, pero a veces no nos damos cuenta de que lo que queremos, en el fondo no nos hace ningún bien.

¿Qué es una relación toxica?

Hay ciertos tipos de relaciones que se consideran “relaciones toxicas”

En este tipo de relaciones una o las dos personas sufren o acaban sufriendo debido al desgaste emocional al que son sometidos para intentar salvar la relación. Suponen un gran problema puesto que la persona enamorada no se percata de que esa situación le perjudica tanto a ella como a sus allegados y no le hace feliz, pero también las podemos encontrar en el ámbito familiar y social.

Una relación toxica es aquella que te hace sentir mal, nos intentan convertir en alguien que no somos, generalmente hay problemas de comunicación, manipulación e incluso chantajes. La victima pierde su autoestima, se empieza a creer las cosas hirientes que le dice, y empieza a pensar que no vale para nada y…¿ Quién me va a querer si lo dejo?.. Si tan mala soy, debería alegrarme de tenerlo a él.. Comienza el miedo a la soledad, lo que da lugar a crear una dependencia emocional muy fuerte hacia el otro mendigando cariño. Vean para más información http://psycospirity.blogspot.com.es/2016/02/como-me-amo.html

Actúa como la otra persona quiere por intentar  evitar cualquier tipo de confrontación, lo que no hace más que acrecentar el malestar.
Aquí van unas cuantos ejemplos de relaciones toxicas para que los podáis identificar

-         La relación en donde solo una persona se hace cargo: cuando solo una persona “tira del carro” de la relación, esta no es sana y no llegara muy lejos. Cuando ocurre esto, la persona suele perder autonomía, independencia y autoestima.

-         Relaciones co-dependientes: aquí las dos partes suelen ser pasivas y dependientes. Pierden su individualidad . Necesitan estar constantemente juntos para sentirse bien. La relación se vuelve peligrosamente adictiva

-         Relaciones basadas en mentiras: Las mentiras solo debilitan la relación, pues la base de toda pareja es la confianza. El mentiroso conseguirá que esa mentira se convierta en una verdad si dejamos que siga actuando así, por lo tanto no debemos permitirlo.

-         Relaciones gobernadas por el CHANTAJE EMOCIONAL. Aquí, la persona introduce una especia de castigo que puede versar sobre cualquier temática para conseguir lo que quiere. Al final suelen conseguir que la otra persona acceda y lo cumpla.

En todas estas relaciones, hay ciertos aspectos que nos pueden advertir sobre si estamos en una de esas relaciones. Por ejemplo:

 Sentir la sensación de que te falta energía. A veces al darlo todo por una persona nos esforzamos tanto o más que por nosotros mismos y al final eso te desgasta hasta tal punto que te frena ante los obstáculos de tu vida. Una pareja debe darte fuerza, no quitártela, asique si notas que  intentas estar poco tiempo con él/ella es una señal a la que hacerle caso.

Controla tu tiempo y dinero: Es una clara señal, está bien saber ciertas cosas sobre que hace tu pareja pero no es indispensable saberlo todo el día o a todas horas, si es así, planta cara a esta situación.

El caso más claro ejemplo y el que todos identificamos rápidamente como relación toxica es la violencia de genero del cual hablaremos  en otro post más detalladamente.

Por lo tanto si reconoces alguna señal o sientes que tu relación es como alguna de las descritas anteriormente, pon límites o busca ayuda. ¡Mejor sol@ que mal acompañado!

Feliz día de san Valentín
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario