domingo, 10 de abril de 2016

El trastorno bipolar













El trastorno bipolar es una enfermedad que puede afectar aproximadamente a 2 de cada 100 personas teniendo igual incidencia en ambos sexos. Es una enfermedad cerebral en la que se produce una alteración de los mecanismos bioquímicos que regulan las emociones y el humor.


Las personas que lo padecen experimentan cambios inusuales en el estado de ánimo, en la energía y en la conducta. Estas personas tienen fases de "subidas" y de " bajadas" denominadas manía o depresión.
se puede lograr una estabilización gracias al tratamiento farmacológico y psicológico.


Estados del trastorno bipolar
       La manía: La primera manifestación es la progresiva falta de sueño, llegando a dormir 2-3 horas y levantarse eufóricos y con mucha energía. también aparece la irritabilidad cuando alguien les lleva la contraria. Aumenta la confianza en sí mismo,los proyectos, los gastos e incluso el deseo sexual. También tienden a infravalorar los riesgos poniendo en riesgo su propia salud y la de los demás.
a veces, la intensidad de la euforia hacen que se pierda contacto con la realidad llegando a producir síntomas psicóticos como delirios o alucinaciones
el entorno familiar y social se ve muy afectado pudiendo producirse separaciones y despidos.


       La hipomanía: Es una forma suavizada de manía con síntomas menos intensos. este estado se percibe como una sensación de bienestar y mayor creatividad. también suele aumentar el consumo de alcohol y diversas sustancias.


       Fases depresivas: La depresión es uno de los dos polos del trastorno bipolar siendo el mas frecuente.





El tratamiento de una fase depresiva requiere de la utilización de un fármaco estabilizador del humor.


Fase de remisión: Los pacientes bipolares pueden pasar largos periodos de tiempo sin síntomas, en remisión. Este es el objetivo que debe perseguirse para todos los pacientes con trastorno bipolar.




Tipos de trastornos bipolares

En función de la intensidad de los síntomas tenemos dos tipos diferentes de trastorno:
        Tipo 1: Se caracteriza por fases maníacas intensas y depresiones.
       
        Tipo 2: Se caracteriza por intensas depresiones y fases de euforia moderadas llamadas hipomanía. es frecuente que se dé mas sociabilidad y menos timidez.






Causas

Los factores genéticos podrían ser la causa principal de la enfermedad. Las alteraciones genéticas implican una disfunción en el sistema límbico, que son un conjunto de estructuras del sistema nervioso central cuya función es la regulación del estado de ánimo.
en algunas personas genéticamente predispuestas a sufrir la enfermedad, algunos aspectos del entorno como las drogas o el alcohol pueden desencadenar el inicio de síntomas.


Evolución:


Con el tratamiento adecuado, la evolución es generalmente buena. sin él, habrá irremediablemente recaídas.
esta enfermedad puede comenzar de forma imperceptible en la niñez- adolescencia y presentarse de forma abrupta en la adultez.
El primer episodio se puede deber a un factor estresante ambiental pero los siguientes pueden ser por factores externos.
Algunos pacientes suelen recaer en las mismas fechas, las mas comunes son: la depresión en primavera, otoño e invierno, y la manía en verano.
La tasa de suicidio es del 10/15% para disminuir este porcentaje debemos cumplir:




Bases del tratamiento:
Es el trastorno para los que más tratamientos farmacológicos hay y en los que mas se a avanzado:

     Tratamiento de mantenimiento: Durante los periodos de remisión le ayudará:



Los fármacos utilizados en el tratamiento de mantenimiento " regulan" el estado de ánimo y evitan las recaídas tanto maníacas como depresivas. El más utilizado es el LITIO.


Tratamiento de los episodios depresivos:

cuando el paciente empieza a experimentar los primeros síntomas depresivos y para intentar evitar añadir más tratamientos, se pueden poner en marcha una serie de medidas:



En la fase depresiva utilizamos fármacos denominados antidepresivos que mejoran el ánimo y la desesperanza.


Tratamiento de los episodios maníacos:

cuando el paciente empieza a experimentar los primeros síntomas de la manía se debe actuar:


En esta fase se usan fármacos que frenan los síntomas de "subida" como son los Antimaníacos, antipsicóticos o neurolépticos


Ante cualquiera de estos síntomas y si tienes sospechas por favor, acude a un especialista.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario