miércoles, 31 de agosto de 2016

¿Por qué perdemos la calma?


Simple, por la forma en la que evaluamos lo que nos ocurre, es decir debido a nuestros pensamientos y creencias.

EL PAPEL DE LOS PENSAMIENTOS:

Creencias que nos llevan a reaccionar en forma contraproducente  
Exigencias:
  • Mantenemos una actitud exigente ante el comportamiento irracional de otras personas y creer de forma rígida que si no actúa como esperamos debe de ser castigado por ello. 
  • Mantenemos una actitud exigente hacia nosotros mismos difíciles o imposibles de conseguir por lo que si nos las conseguimos nos sentimos culpables.
  • Si nos convencemos de que nuestras emociones dependen principalmente de lo que pensamos y de lo que hacemos nos sentiremos más responsables de ellas y será más probable que aprendamos a manejarlas. 
 Pensamiento catastrofista:
  • Tendencia a exagerar la probabilidad de que ocurra lo que temes y las consecuencias negativas que tendría si ocurriese, y a minimizar la capacidad de manejar la situación en forma conveniente.
  • Este tipo de pensamiento puede llegar a fomentar actitudes irracionales en los demás, al convertirse en “profecías autocumplidas”.
 Racionalización-minimización:
  • Tendencia a minimizar o negar tus problemas y tus legítimos deseos y preferencias
  • También se puede convertir en “profecía autocumplida” si  creemos que no podemos aprender a manejar mejor el comportamiento racional de alguien por minimizar nuestra capacidad de afrontamiento
Otros pensamientos contraproducentes:   Etiquetas negativas, Atribuir malas intenciones sin base suficiente, Pagar con la misma moneda o Errores de atribución.

En el siguiente post, os contaré que técnicas podemos utilizar para afrontar estos comportamientos.
¡Qué tengáis un buen día!

A.M.J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario