jueves, 27 de octubre de 2016

El sindróme del niño rico



El síndrome del niño rico, es un trastorno que puede darse tanto en los hijos de familias adineradas o en familias de clase media. Se debe en parte a que el niño ha sido mimado y malcriado recibiendo todos los caprichos que se le antojaban. Esto puede derivar en problemas futuros.

Según el pediatra Ralph Minear en su libro " El niño que tiene todo en exceso" la falta de tiempo para estar con los hijos, provoca que los padres les den demasiada libertad, dinero, juguetes y protección. Estos padres que quieren que sus hijos tengan todo lo que ellos no pudieron, pero lejos de conseguir un hijo perfecto y feliz, sólo consiguen niños desadaptados, rebeldes o deprimidos. En este libro afirma:
            " El niño que ha sido mimado toda su vida, puede llegar a tener problemas serios mas adelante en su vida, así como dificultades de carácter emocional. Algunas consecuencias son: Consumo excesivo de alcohol o drogas, trato discriminatorio hacia los demás y serios problemas de conducta."

También afecta el que los Padres quieran que sus hijos destaquen en todo lo que se porpongan, ello lleva a un sobreesfuerzo por parte del niño al que no están acostumbrados ni preparados para realizar tal esfuerzo. Tratan de acelerar el ritmo natural de aprendizaje para que no se queden rezagados respecto a sus compañeros.


Caracteristicas de los padres de estos niños, Suelen cumplir al menos varios puntos:
  1. Suelen dar muchos regalos a sus hijos en momentos inapropiados como forma de compensar la falta de tiempo que les dedican
  2. Posponen gastos familiares importantes por darle a su hijo un capricho, tales como una tablet ultimo modelo o el último iphone.
  3. Apuntar a los niños a multiples actividades diarias. Dejandoles así poco tiempo libre para no cubrir sus necesidades emocionales
  4. Ser muy sobreprotectos y no reñirle cuando hace algo mal
Lamentablemente, aunque se pueda pensar que al darles todos los caprichos el niño será inmensamente feliz, es todo lo contrario. Cuanto más les das, más querrán, y esto a la larga se convierte en una consecuencia negativa para los niños. Aprenderán que consiguen así con rabietas todo lo que se propongan, lo cual afectará a su tolerancia  a la frustración,que en una etapa adulta puede suponerles un problema serio al no contar con ese aprendizaje.
Los expertos llevan tiempo advirtiendo de los peligros de malcriar a un hijo.Los padres deben saber que la tolerancia a la frustracion forma parte del aprendizaje esencial del niño.

M.M.F
Psycospirity


No hay comentarios:

Publicar un comentario