lunes, 15 de julio de 2019

Trastorno obsesivo compulsivo


¿ A quién no le ha pasado que ha tenido que comprobar varias veces si estaba la llave echada o la luz apagada?
Todos tenemos alguna que otra manía, pero mientras que para algunos es solo un rasgo caprichoso de su personalidad, para otros se llega a convertir en un trastorno severo que condiciona su vida.
 El problema surge cuando estas manías se viven como algo molesto e interfieren en el desarrollo de su vida diaria convirtiéndose en una pesadilla.

¿Qué es una obsesión?


Las obsesiones son ideas, pensamientos o imágenes que se repiten en la mente una y otra vez creando malestar y nerviosismo; la persona que las experimenta, no es capaz de controlarlas. Tener estas obsesiones ( aunque no siempre son necesarias), puede dar lugar a las compulsiones; Consiste en una o varias acciones que el afectado repite para conseguir reducir o eliminar su malestar. La persona intenta resistirse pero con ello lo único que hace es aumentar el malestar que siente, viéndose obligado a realizar la acción, lo que le produce alivio.


Un ejemplo de la serie The Big Ban Theory, en el que hacen una terapia para frenar esas compulsiones. En este caso el problema es el final de las cosas y la terapia consiste en dejarlas a medio. La reacción del protagonista al final explica claramente como se sienten estas personas al realizar estas compulsiones.


 https://www.youtube.com/watch?v=Z3z_yZ1G1Og


Hay diversos tipos de TOC:
  • Indecisos: Para tomar una decisión pueden tardar incluso meses, incluso comprueban una cantidad exagerada de veces si han cerrado el gas, apagado la luz o cerrado la puerta.
  • Limpieza: Lavarse las manos infinidad de veces tras tocar un pomo por ejemplo, llevan siempre guantes o lavan todo con lejía.
  • Repetitivos: Ejecutan acciones repetidas
  • Ordenados: Exigen un orden a su alrededor basándose en unas pautas rígidas como distribuciones simétricas.
  • Acumuladores: Juntan objetos sin valor de los que no pueden desprenderse.
La psicología científica y autores como Beck o Ellis comentan que una reestructuración cognitiva (una técnica cuyo objetivo es identificar  y modificar pensamientos erróneos) es eficaz para este trastorno. Los pensamientos irracionales que pueden derivar en un TOC son algunos como:


-Tener una visión catastrófica, siempre esperan que suceda un desastre
- Personalización, creer que todo lo que la gente hace o dice es en referencia a ti.


El TOC ocupa el cuarto lugar entre los trastornos mentales mas frecuentes en los países desarrollados afectando por igual a hombres y a mujeres. Es importante tratarlo porque puede llegar a invalidar la vida del paciente alejando a personas de su entorno.


¿Cómo lo afronto?


Las investigaciones actuales nos muestran que tanto la terapia conductista como la farmacoterapia son las opciones mas favorables y a las que mejor responden los pacientes con este trastorno. Se sigue investigando este tema para dar con terapias efectivas para todo el mundo.
  1. Ante todo, diferencia entre una obsesión y una preocupación,  ciertas veces nos asaltan pensamientos recurrentes que sólo se deben a una preocupación momentánea de nuestra vida.
  2. Analiza las causas del malestar, identifícalas y afróntalas.
  3. Acude a un profesional, si sientes que eres incapaz de controlar una obsesión.
M.M.F
Psycospirity







No hay comentarios:

Publicar un comentario