jueves, 29 de diciembre de 2016

Homeschooling, ¿qué es?

Homeschooling es el término empleado para referirse a la educación escolar impartida en el hogar. Es una alternativa que consiste en unificar todos los ámbitos educativos en el contexto familiar fuera de las instituciones educativas, tanto públicas como privadas.
Educar en casa, sin ir al colegio, es una posibilidad que para algunas familias se convierte en la mejor opción. Los niños y niñas que son educados en casa siguiendo un programa de homeschooling no van a la escuela porque sus familiares, normalmente sus padres, son los que se encargan de proporcionarles la formación que hace posible la adquisición de los aprendizajes. Este tipo de educación es un método ancestral empleado hace siglos, en una etapa previa a las escuelas modernas, cuando los conocimientos eran impartidos generación tras generación en el seno de la familia.
La enseñanza en el hogar implica que la familia asume de manera integral la educación de los niños y niñas, sin delegar ninguna de las funciones inherentes a esta tarea en otras instituciones, y la familia se convierte en la institución que transmite valores y principios, que se ocupa del desarrollo afectivo y emocional de los pequeños, y que además asume otras funciones en la transmisión de las habilidades y los conocimientos necesarios para la formación y para el completo desarrollo de los menores.

Tipos de educación en casa:

En la educación en casa existen tres tipos: Educación libre o no formal, Educación curricular en el hogar y Formas intermedias de educación en el hogar.

  • Educación libre o no formal: defiende la idea de que todos los niños tienen la capacidad de aprender y de que es cada uno el que tiene que descubrir sus propias potencialidades. El estudiante se convierte en autodidacta aunque con la supervisión de un adulto. 
  •  La Educación Curricular en el hogar emplea el mismo programa de estudios que las escuelas, pero con la diferencia de que los niños se forman en sus hogares siendo orientados por sus padres. 
  • las Formas Intermedias de Educación en el hogar es un método que consiste en mezclar los contenidos curriculares oficiales con la libertad de cada niño de descubrir sus intereses. 

Ventajas e inconvenientes:

Entre las ventajas del homeschooling destacan:
  • Se adapta mejor al proceso de aprendizaje del niño y le hace más responsable del mismo. Al evitar las limitaciones temporales y espaciales de los centros escolares, el homeschooling se amolda al ritmo de aprendizaje del alumno y hace posible que este desempeñe un papel más activo en su proceso educativo.
  • Se elimina una tensión innecesaria que en la escolarización tradicional acompaña a los procesos de aprendizaje. Libre de deberes y exámenes, el niño se centra únicamente en la adquisición de conocimientos.
  • Permite mayor variabilidad de métodos y materiales.
  • Se trata de una educación personalizada, de una escuela a medida para cada alumno, que contribuye a su madurez, independencia y autonomía.
  • Atiende a las necesidades específicas de cada estudiante, lo que resulta una gran ventaja para niños con dificultades, ya que elimina la presión a la que se ven sometidos ante la obligación de alcanzar, en un tiempo determinado, los objetivos escolares marcados por el currículo oficial.
  • Fomenta la construcción de aprendizajes, haciendo posible un verdadero aprendizaje significativo.

El homeschooling también conlleva algunos inconvenientes, que se deben considerar antes de escoger esta modalidad, como:
  • La familia se convierte en la institución educativa, y esto significa que aunque tengamos más libertad de horarios que en un centro escolar debemos dedicar cada día el tiempo necesario para la educación del niño.
  • A veces es difícil compaginar elhomeschooling con los horarios de trabajo del padre y de la madre.
  • Privamos al niño de otras experiencias o modos de pensar. Es importante en este sentido procurar que los distintos miembros de la familia participen en la educación del pequeño para dotarle de diferentes puntos de vista, lo cual no siempre es posible.
  • Podemos caer en la tentación de adoctrinar al niño con nuestras opiniones subjetivas, privándole de otros puntos de vista necesarios para el pleno desarrollo de su identidad.
  • Es necesario encontrar tiempo también para favorecer la interacción de los menores educados en casa con otros niños de su edad, participando en actividades deportivas, juegos, etcétera

Por qué las familias escogen el homeschooling:


El homeschooling acaba convirtiéndose en un estilo de vida para las familias que se decantan por esta opción. La implicación en la educación de los  hijos e hijas que supone hace necesario la dedicación de un tiempo y espacio muy valiosos, que no siempre otorgamos a nuestros pequeños. Esto conlleva la vivencia de momentos únicos, de importante carga emocional, que hacen que los vínculos afectivos se refuercen y que la dinámica familiar se transforme.
Las familias que llevan a cabo el homeschooling amplían sus funciones, recuperando parte de las naturales e inherentes al sistema familiar. No se trata solo de la formación académica, sino de la implicación y dedicación al desarrollo armónico de los niños y niñas. Aunque las razones para escoger esta modalidad educativa son muy diversas y responden a las características y necesidades de cada familia, entre los motivos más comunes para decantarse por este método de enseñanza encontramos:
  • ·         Religiosos e ideológicos.
  • ·         Residir en zonas rurales donde el colegio está lejos de casa.
  • ·         Familias que no están de acuerdo con la formación impartida en los centros escolares.
  • ·         Familias a las que no les gusta la enseñanza de los centros escolares próximos a su hogar.
  • ·         Estar en contra de algunos valores que se transmiten en la escolarización tradicional, como la competitividad.
  • ·         La búsqueda de un proceso de aprendizaje más personalizado y que se pueda adaptar a las características de cada niño o niña.

¿Cómo llevar a la práctica el homeschooling?

La práctica del homeschooling supone un intenso aprendizaje también para las familias, que no solo tienen que ponerse al día con los contenidos del currículo oficial, sino que además tienen que enfrentarse a la tarea de enseñar. El homeschooling contribuye de este modo al desarrollo personal de los padres y madres. La modalidad de escolarización en casa implica dedicarse a la formación, enseñanza y educación integral y global del menor; lo académico es una pieza más que se integra para completar un proceso de educación, de enseñanza-aprendizaje, cuyo fin es el desarrollo armónico de la personalidad madura del niño.
No siempre es sencillo aplicar esta modalidad educativa, y por ello debemos estar seguros de nuestra decisión, y estar dispuestos a dedicar el tiempo, espacio y atención oportunos. Si ya te has decidido por este método de enseñanza para tus hijos, te ofrecemos algunos consejos para que te resulte más sencillo ponerlo en práctica.

Consejos para llevar a cabo el homeschooling correctamente:

La escolarización en casa tiene múltiples ventajas pero también puede presentar algunos inconvenientes, como hemos explicado en el apartado anterior. Sin embargo, siguiendo unas sencillas pautas y prestando atención a algunos detalles puedes convertir esta modalidad educativa en una experiencia muy gratificante.
·         Si el niño ha sido escolarizado con anterioridad, cambia poco a poco el currículo y permite que vaya adaptándose a este nuevo método paso a paso.
  •  Escoge la fórmula que consideres más adecuada y que se adapte mejor a las necesidades de tu hijo. Puedes optar por diferentes modalidades de homeschooling.
  • Observa y conoce a tu hijo; saber qué es lo que le gusta y le interesa te ayudará a dar respuesta a sus interrogantes y podrás partir de ahí para impartir conocimientos.
  • Prepara una programación trimestral de los contenidos y actividades; para que te resulte más fácil puedes basarte en las programaciones oficiales. Usa estos programas de guía, pero siguiendo en todo momento el ritmo de aprendizaje del pequeño.
  • Deja que sea el alumno el responsable de su propio proceso de aprendizaje. Haz que se cuestione, que explore, experimente e investigue, que sea el protagonista activo de su aprendizaje.
  • Ocúpate de proporcionarle diferentes experiencias de aprendizaje y distintos puntos de vista. Propicia la participación de más personas en el proceso educativo.
  • Fomenta la interacción de tu hijo con otros niños y niñas. Al tratarse de una interacción fuera del aula puede ser más espontánea y libre de intereses.
  • No te límites a la hora de emplear diferentes métodos y materiales.
  • Aunque dispongas de libertad de horarios, recuerda que cada día hay que dedicar un tiempo a la educación del niño.
  • Aprovecha diferentes situaciones y momentos para introducir conceptos nuevos y despertar su interés y motivación.  

El Homeschooling en el mundo:


El homeschooling es un tema que suscita controversia. Es por ello que no en todos los países es bien aceptada esta modalidad educativa, aunque la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 26.3, recoge el derecho de los padres a escoger el tipo de educación para sus hijos: “los padres tienen el derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.
En Estados Unidos el homeschooling es una alternativa reconocida y bastante extendida; en Europa, algunos países también reconocen el derecho a la modalidad de escolarización en casa: Italia, Francia, Noruega, Finlandia, Bélgica, Hungría, Eslovenia, Reino Unido, Luxemburgo, Portugal, Austria, Suiza, Dinamarca e Irlanda. En otros lugares del mundo, como Australia, Nueva Zelanda o Indonesia, también es una modalidad legal.

Juana María Córcoles

Colaboradora de Psycospirity.

No hay comentarios:

Publicar un comentario