miércoles, 12 de diciembre de 2018

Trastorno de angustia con/ sin agorafobia. Síntomatología.

Este trastorno está situado en el DSM V, dentro de los trastornos de ansiedad.
Hay que saber diferenciar bien entre  una crisis de angustia, y el trastorno de angustia. 
El DSM IV TR (la versión anterior) define la crisis de angustia como: un periodo discreto de terror o malestar muy intenso, que comienza de forma brusca, alcanzando su nivel máximo en diez minutos o menos, y que aparece junto a una sensación de peligro o muerte inminente así como un impulso urgente a escapar y de al menos 4 de un total de 13 síntomas que son principalmente manifestaciones de la activación del sistema nervioso simpático:


  • Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración.
  • Temblores o sacudidas.
  • Sensación de ahogo o falta de aliento.
  • Sensación de atragantarse.
  • Opresión o malestar torácico.
  • Naúseas o molestias abdominales.
  • Inestabilidad, mareo o desmayo.
  • Desrealización (sensación de irrealidad), o despersonalización (estar separado de uno mismo).
  • Miedo a perder el control o volverse loco.
  • Miedo a morir.
  • Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo).
  • Escalofríos o sofocaciones.
Las crisis que cumplen todos los criterios, excepto por tener menos de 4 de los síntomas se denominan "crisis sintomáticas limitadas".
A pesar de que haya un aumento en la actividad autónoma, los cambios fisiológicos observados no son de gran intensidad y son iguales a los que acontecen en otras actividades como por ejemplo el ejercicio físico. 
Los ataques de pánico pueden agotar al sujeto y mantener una ansiedad residual moderada o alta, pero sin llegar a ser peligrosas (y esto es un dato muy importante).
Los ataques, que no el trastorno, son muy comunes en la población no clínica. 

Sin embargo, para el Trastorno de angustia:
Se exige que ocurran ataques de pánico, en el que el problema no va a ser la ocurrencia del mismo, sino el temor a volverlos a sufrir. El malestar que producen es tan intenso, así como la semejanza de su sintomatología con problemas físicos (infarto, pérdida de conciencia), que el individuo desarrolla ansiedad anticipatoria o como le llamamos a este tipo de ansiedad: miedo al miedo. 
En ocasiones la ansiedad anticipatoria se liga a estímulos externos, que frecuentemente son situaciones en las que el individuo piensa que es difícil escapar o recibir asistencia en el caso de sufrir un ataque. En estos casos se desarrollan finalmente conductas de evitación. Todos los ataques de pánico llevan a un cierto nivel de evitacion que de ser leve, se incluiría en trastorno de angustia SIN agorafobia. Sin embargo, si la evitación es intensa se diagnosticaría trastorno de angustia Con agorafobia. 
CURSO:
La edad de inicio se sitúa en torno al final de la adolescencia y a los cuarenta años, suele evolucionar crónicamente con altas y bajas. Un 50/65% muestran además de trastorno de pánico un trastorno depresivo mayor, que generalmente coincide o precede a la aparición del trastorno. También es frecuente que se de junto con otros trastornos de ansiedad. 
CRITERIOS DSM V, Trastorno de angustia:
A) Ataques de pánico inesperados y recidivantes. 
B)Al menos una de las crisis se ha seguido durante Un mes (o más) de los siguientes síntomas:
  • Inquietud persistente ante la posibilidad de tener más crisis o sus consecuencias ( por ej, perder el control, sufrir un infarto de miocardio, "volverse loco".)
  • Cambio significativo del comportamiento relacionado con la crisis (por ej, para evitar tener ataques de pánico se evita realizar ejercicio o las situaciones desconocidas)
C) Las crisis de angustia no se deben a efectos fisiológicos directos de una sustancia o una enfermedad médica.
D) Las crisis no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, como por ej, fobia social, fobia especifica, toc, tep, o tas.

Si necesitáis mas información, no dudéis en preguntarnos.
Anaís Martínez Jimeno.

3 comentarios:

Adrian dijo...

Muchas gracias por la información.
La verdad es que tengo un conocido que sufre de crisis de angustia y es algo realmente delicado. Esta información es digna de ser compartida, te lo agradezco.

saludos

Psyco Spirity dijo...

Gracias por tu comentario Adrián. Comparte libremente :)
Un saludo

Asesoría Psicología Natural Arica dijo...

Entretenida página.

Publicar un comentario