viernes, 6 de enero de 2017

Resaca emocional

Las experiencias emocionales pueden inducir estados fisiológicos e internos del cerebro que persisten durante largos periodos de tiempo después de que los eventos emocionales hayan terminado, según un equipo de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos. Este estudio, que aparece en la revista 'Nature Neuroscience', también muestra que esta "resaca emocional" influye en cómo atendemos y recordamos las experiencias futuras.
Se sabe desde hace bastante tiempo que las experiencias emocionales se recuerdan mejor que las no emocionales. Sin embargo, en este nuevo trabajo los investigadores demostraron que las experiencias no emocionales que siguieron a las emocionales también se recordaron mejor en una prueba de memoria posterior.

Algunas experiencias negativas tienen más impacto que otras, pero todas cambian y moldean la composición de nuestra persona. 
La condición emocional que se siente después de la experiencia negativa es la RESACA EMOCIONAL.
Esta resaca es similar a una resaca tradicional , nuestra capacidad de realizar mejor nuestro trabajo o de demostrar nuestro desempeño, está influenciado por la resaca. En esta resaca los síntomas no son tan notables como en la tradicional.
Los síntomas de esta resaca incluyen falta de concentraciónn, ansiedad, depresión, incluso puede llegar a tener deseos de morir.
Algunas experiencias pueden ser tan fuertes, que pueden perdurar durante toda la vida (Estrés post traumático)

 Algunas recomendaciones para superarlo:

1. Descansa

Cuando bebiste demasiado, dormir y descansar ayudan mucho. Lo mismo cuando pasaste por un periodo emocional demasiado intenso y necesitas recuperarte. La falta de inspiración, la ansiedad, los nervios... a veces se quitan con vacaciones, con descanso.
Así que vete a la cama temprano, pon tu serie favorita, lee un poco, saca del armario tus mejores sábanas y duerme como bebé.

 2. Hidrátate

No sólo  beber agua para mejorar tu digestión, tu piel y tu cuerpo en general. También necesitarás hidratación emocional. Porque la resaca que experimentas se debe al desgaste.
Tal vez debas despedirte de algunos amigos tóxicos en las redes sociales, en la realidad. Echa mano de todo aquello que te haga sentir mejor.

3. Respira aire fresco

 !Desconecta¡, incorpora a tu rutina diaria un pequeño paseo al aire libre.
Mientras caminas, tu mente tendrá tiempo para pensar, decidir, discriminar, descartar malos hábitos, pensar en posibles soluciones.
También puedes probar con visitar unas dos o tres veces por semana un parque, algún espacio abierto que te guste, leer un poco sentada en una banca o simplemente observar el panorama.

4. Ponte presentable

Está comprobado que las resacas son más llevaderas si te das un baño y te arreglas un poco. Para sobrevivir a tu resaca emocional, haz lo mismo. Ponte guapa todos los días, comparte un bolso o unos tacones nuevos-...

5. Haz planes

No importa qué tan incómoda te sientas en medio de la resaca: los planes lindos siempre resultan esperanzadores y, en medio del caos, sientes que puedes sacar fuerzas de algún sitio insólito, con tal de reponerte y estar lista para la siguiente fiesta.
Planea un viaje, una fiesta, una visita a algún viejo amigo. Planea ir al cine el fin de semana, salir a cenar.  Planea actividades felices y emocionantes.

6. Habla y escucha

A veces, para superar las consecuencias de una gran noche de fiesta, hay que recrear lo sucedido, hablar. En caso de resaca emocional, recurre a tus amigos. Ellos, si son de los buenos, estarán ahí para recordarte quién eres, justo cuando tú comienzas a olvidarlo.
Tal vez te digan cosas un poco molestas, pero probablemente necesites escucharlas, aunque no te hayas dado cuenta.

7. Cuídate

A veces tratamos nuestras resacas como si fueran enfermedades, porque en verdad nos sentimos morir. Entonces nos procuramos cuidados. Hagamos lo mismo con la resaca emocional: manicura y pedicura, masajes en un spa, ejercicio, cremas humectantes, un nuevo corte de pelo, mejorar un poco la alimentación... ¡Todo eso sirve!

 MªCarmen Martínez Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario