lunes, 18 de septiembre de 2017

¿Puede servir el teatro como forma de expresión terapeútica? El PSICODRAMA de Moreno.

Según Moreno, toda verdadera repetición nos libera del episodio original, la noción clave es la catarsis, la revivencia afectiva intensa que debe ir seguida sobre un trabajo sobre sí mismo.
La repetición ha de ser verdadera, realmente vivida por el protagonista en toda su intensidad y complejidad. Moreno introduce las nociones de espontaneidad y encuentro: espontaneidad (actuar de manera nueva y adecuada en una situación difícil) y encuentro (vivirse en la escena de forma plena junto con la inversión de papeles entre el protagonista y el antagonista).
Destaca también por crear la sociometría, que consiste en el estudio de las relaciones interindividuales, mediante la representación psicodramática a través del cuestionario sociométrico y técnicas como la silla vacía y el juego de roles, entendiendo el role-playing como un método activo de pedagogía, que permite hacer viva la enseñanza. Influyó bastante en el pensamiento de KELLY y fue iniciador de la terapia de grupo.

El Psicodrama es esencialmente terapeútico, aunque se utilice también en formación y pedagogía. Es una extensión de lo que se expresa más completamente, para desbloquear una situación traumática del pasado o para afrontar una situación difícil. El protagonista ha de reconstruir escenas temidas de su vida, con ayuda de los yo auxiliares, en las que luego actúa desde su papel o el de otros, con inversión de papeles, para favorecer el insight y el paso a la catarsis, la comprensión del otro, el cambio de actitudes y conducta.
Considera que el desarrollo del yo va íntimamente ligado al de los roles, hasta ser incluso anterior en la ontogénesis a elementos tan nucleares como la aparición del lenguaje o del propio yo. El bebé entra en la esfera de las interacciones con los demás desde el nacimiento y establece los primeros vínculos entre acción y reacción, sumergiéndose y sin ser consciente, en la experimentación activa de los primeros roles.

Los Instrumentos del psicodrama serían:

1) El director: el terapeuta dirige la dramatización y el grado de directividad depende de si nos situamos en el modelo de moreno o en veriones posteriores. Incita al paciente a vivenciar plenamente el rol que está desempeñando, venciendo las inhibiciones y escenificando los cambios que requiere la superación de su problemática. Prepara la dramatización y da instrucciones a los yo auxiliares.
2) Yo auxiliares: profesionales en psicodrama con capacidad para desplegar las diversas técnicas psicodramáticas. También pueden desempeñar este papel otros pacientes.
3) El protagonista: paciente que va a desarrollar su problemática en la dramatización. Generalmente es también un foco problemático común a otros miembros del grupo.
4) El escenario: entorno físico en el que se desempeñan los roles de la obra a dramatizar.
5) El público: resto de pacientes que presencial las escenas dramatizadas, viéndose reflejados en la escena, teniendo repercusión emocional sobre ellos.

El psicodrama contaría con tres fases diferenciadas:

  1. Calentamiento: donde es importante la desinhibición y la conexión con el problema que va a ser representado.
  2. Dramatización en sí.
  3. Compartir como se han sentido, qué les ha suscitado y qué dificultades han encontrado. 
Utilizan bastantes técnicas, entre las que destacarían el cambio e inversión de roles, el soliloquio, la silla vacía, la técnica del espejo y la escultura:
  • El cambio de roles, consistiría en que el protagonista adopte un rol distinto al que representa cotidianamente y si toma el rol contrario al que normalmente desempeña, se denomina inversión de roles.
  • El soliloquio: implica que el paciente expresa a media voz los pensamientos y sentimientos que secretamente experimenta hacia ese compañero y que mantiene ocultos en la vida real.
  • La silla vacía: es una técnica útil para solucionar conflictos con personas fallecidas o con las que difícilmente se puede retomar el contacto, tiene que imaginarse que esa persona esta sentada en la silla y establecer un diálogo con ella. 
  • La técnica del espejo consiste en que el paciente es representado por un yo auxiliar, pudiendo ser cómo le ven los demás, los otros pacientes reaccionarán ante el yo auxiliar, lo que le moverá emocionalmente y se comprenderá mejor. 
  • La escultura es la expresión plástica simbólica de la estructura vincular de un sistema, que se obtiene instrumentalizando los cuerpos de dicho sistema, utilizando un lenguaje corporal, no verbal..

No hay comentarios:

Publicar un comentario