lunes, 26 de marzo de 2018

La ASFIXIOLOGÍA o asfixia erótica como práctica sexual

La asfixiología está dentro de lo que denominamos en psicología: PARAFILIAS. Antes de explicaros qué es esta práctica debemos explicaros qué es una parafilia.

¿Qué es una parafilia?

Pues bien. es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos. Actualmente nos encontramos en un inmerso debate sobre si alguna de las consideradas parafilias deberían figurar en los manuales de diagnostico de trastornos mentales o no, puesto que no existe un consenso para establecer un límite preciso entre el interés sexual y lo que es una parafilia.
Uno de los aspectos de los que nos tenemos que quedar de una parafilia: es que es una práctica sexual poco habitual y que genera perjuicios a sí mismo o a los demás.
En otros artículos ya os hemos hablado sobre diversas parafilias, como la dendrofilia, masoquismo y sadismo sexual, frotteurismo entre otros que podéis visitar si os interesa el tema.

En este caso, la ASFIXIOLOGÍA, se refiere al placer sexual que obtiene una persona a través de la disminución de la respiración durante la actividad sexual, esta actividad puede ser realizada por uno mismo o en la actividad con otra persona.

¿En qué consiste?

En impedir la respiración de la pareja o la propia, ya sea mediante la obstrucción de las vías respiratorias cubriendo la cabeza con elementos plásticos o de látex o recurriendo a la semiestrangulación. Se trata de una práctica sexual muy muy peligrosa que incluso puede llevar a la muerte.
Cuando la practica una sola persona se llama asfixia autoerótica.


¿Cómo empezó esta práctica?

Es curioso puesto que esta práctica se empezó a realizar entre los esquimales y los pueblos asíaticos. Se ha documentado desde principios del siglo 1600. Al principio se utilizaba como un tratamiento para la disfunción eréctil. La idea de iniciar esta practica fue como consecuencia de la observación de que algunos reos ejecutados en la horca desarrollaban una erección, que duraba a veces incluso después de la muerte (muerte en erección) y de vez en cuando incluso se observó que el condenado eyaculaba durante el ahorcamiento o después.
Fue introducida en Europa por soldados de la Legión extranjera francesa por su regreso de la guerra de Indochina. Parece ser que estas prácticas la empleaban en los prostíbulos de extremo oriente para aumentar la sensación de orgasmo.
La asfixia autoerótica es una práctica sexual de gran riesgo, pues ha llegado a ser causa de muerte en numerosos casos: el compositor Frantisek Kotzwara, Luis Enrique José de Borbón-Conde, KiChizo Ishida, Albert Dekker, Vaughn Bode, Stephen Milligan, Kevin Gibert, Sharon Lopakta, Hutchence, Kritstian Etchells, David Carradine, Mario Biondo, Ariel Castro... entre otros.

Actualmente, es una especificación en el DSM-5 para masoquismo sexual.

Anaís Martínez Jimeno
Psicóloga


1 comentario:

Fid V dijo...

Interesante, me sirvió para documento académico jurídico. Gracias.

Publicar un comentario