miércoles, 21 de marzo de 2018

Las alteraciones atencionales que ocurren en los diferentes trastornos mentales

La atención fue definida por BLEULER como "una manifestación de la afectividad, siendo fortalecidas las impresiones o ideas que despiertan interés y siendo inhibidas todas las demás"
La relación existente entre atención y concentración es muy estrecha ya que la atención supone la capacidad de movilizar y centrar el campo de la conciencia sobre determinados objetos.
Clásicamente los trastornos de atención han sido denominados: hipoprosexias (disminución de la capacidad atencional) y aprosexias (abolición total o prácticamente completa).
Pues bien, en cada trastorno psicopatológico prima un tipo de desajuste atencional característico de la propia psicopatología que subyace. Vamos a ver qué ocurre, en cada uno de ellos:

En Esquizofrenia

Kraepelin ya advertía sobre la esquizofrenia que es bastante común para ellos perder la inclinación y la capacidad sobre su propia iniciativa para mantener fija la atención durante un tiempo. Ocasionalmente, se advierte una especie de atracción irresistible de la atención hacia impresiones externas causales. Las alteraciones atencionales en este grupo de pacientes se encuentran sistemáticamente en múltiples estudios, en los que aun no existe acuerdo es en la explicación y comprensión de dichas alteraciones. 

En Depresión y la teoría de la autoconciencia

La poca investigación que se ha realizado hasta la fecha se reduce a tres grandes paradigmas:
  1. Tareas de vigilancia de Bryrne: Comparó los patrones de ejecución de deprimidos neuróticos con los deprimidos psicóticos. Los psicóticos muestran un nivel general de ejecución PEOR en este tipo de tareas, realizando menos detecciones correctas y un deterioro mayor a medida que pasa el tiempo. Los deprimidos neuróticos tienen una ejecución mejor que los anteriores (pero peor que el grupo control), siendo la mayoría de los errores falsos positivos. La explicación de Bryne se centra en distintos niveles de activación de ambos grupos, si bien, es necesario replicar estos datos.
  2. Tareas de enmascaramiento de Sprock, Braff, Sacuzzo y Atkinson: sujetos con y sin depresión no difieren en el tiempo de exposición para detectar un estímulo. Se ha documentado un patrón de enmascaramiento retroactivo distinto en las personas con depresión: la ejecución sigue mejorando cuanto mas largo es el intervalo interestimular, mientras que los no deprimidos, alcanzan una buena ejecución que ya no mejora con la una duración interestimular mayor. Los autores explican estos datos argumentando que las personas deprimidas necesitan más tiempo para formar una representación del estímulo, aunque no para registrarla. 
  3. Tareas de escucha dicótica de hemsley y Zawada:  las personas deprimidas, a diferencia de las no deprimidas, no mejoran su ejecución cuando previamente se les advierte qué estímulos han de seleccionar (por ejemplo, dos listas de números una con voz masculina y otra con voz femenina)
TEORÍA DE LA AUTOCONCIENCIA: 
En esta línea de investigación se centra en los efectos de la atención sobre sí mismo siendo, Duval y Wicklund los primeros autores en plantearla. La autofocalización de la atención se puede analizar como algo situacional (inducida por determinados estímulos situacionales), si bien, se ha constatado que existen diferencias individuales en la disposición a dirigir la atención sobre sí mismo. Esta disposición se conoce con el nombre de autoconciencia (self- consciouness). La teoría de la autoconciencia se desarrolló junto con la escala de autoconciencia SCS por Fenigstein, Scheier y Buss. Las consecuencias más importantes de la autofocalización de la atención segun Smith y Greeberg son:
  • Una tendencia autoevaluativa incrementada y autoestima disminuida
  • Afecto negativo intensificado
  • Incremento de la tendencia a hacer atribuciones internas para resultados negativos 
  • Autoinformes particularmente adecuados
  • Tendencia a la retirada de tareas después de una experiencia inicial de fracaso
  • Amplía repercusión de los efectos sobre las expectativas de resultado y la ejecución y la motivación subsiguientes. 
La atención autofocalizada es una variable importante en la comprensión de los procesos depresivos. 


En Ansiedad y la atención selectiva:

Los trastornos de ansiedad se asocian a distorsiones sistemáticas en el procesamiento de la información amenazante. Eysenck señala que:
  • Las personas ansiosas tienen sesgos selectivos preatencionales que favorecen el procesamiento de estímulos amenazantes, mas que de estímulos neutrales, mientras que los no ansiosos presentan en sesgo opuesto. 
  • Las personas ansiosas exhiben mayor selectividad atencional a atender a palabras emocionalmente amenazantes de forma automática y preatencional o preconsciente. 
ANSIEDAD Y ATENCIÓN SELECTIVA:
Los datos experimentales apuntan en términos generales a la existencia de un sesgo atencional en pacientes ansiosos hacia las señales de amenaza que funciona principalmente de forma no consciente, no intencional y no automático. A veces, no obstante, se han obtenido resultados poco claros o contradictorios. Asimismo, se han obtenido datos que apoyan la hipótesis de la congruencia específica, es decir, que las amenazas específicas pueden diferenciar a los sujetos con el trastornos de ansiedad congruente a la amenaza ( por ej, un paciente con fobia social posee un sesgo atencional centrado en amenazas del tipo social-evaluativa, pero no con otro tipo de amenazas). Esta hipótesis de la congruencia específica no se ha demostrado mediante paradigmas enmascarados o automáticos. Algunos autores, explican estos datos apuntando que la selectividad preatencional en la ansiedad parece ser relativamente global, indicativa de un significado general amenazante (siendo necesarios posteriores análisis de acoplamiento que llevarían a efectos de interferencia más específicos)

La ansiedad se asocia a un sesgo congruente con la emoción en memoria implícita o PRIMING. La depresión se asocia con un sesgo congruente en memoria explícita. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario