lunes, 23 de abril de 2018

Cuándo el abuso de alcohol produce demencia: El síndrome de Korsakoff

Este síndrome esta causado por un déficit nutricional de tiamina (vitamina B), debido principalmente al abuso crónico de alcohol junto con una malnutrición continuada, pero que puede ser provocado por otras causas. Fue descrito originalmente por Korsakoff a finales del siglo XIX. Se trata de un trastorno amnésico crónico caracterizado por una fase aguda (enfermedad de Wernicke-encefalopatía-) y una fase crónica (síndrome de Korsakoff). Por ello, dicho cuadro se ha considerado tradicionalmente como dos fases de un mismo trastorno, frecuentemente denominado Síndrome de Wernicke-Korsakoff.


La sintomatología principal de la etapa de Wernicke (encefalopatía de Wernicke) consiste en la presencia de signos oculares (nistagmos - movimientos pupilares incontrolados,- oftalmoplegía- parálisis de los músculos oculares). Ataxia ( falta de coordinación en los movimientos, especialmente los de la marcha), múltiples neuropatías (que pueden provocar dolor, pérdida de sensibilidad en los diferentes miembros) y ocasionalmente pueden acontecer convulsiones.
El paciente presenta un cuadro confusional general (con desorientación temporoespacial y posiblemente personal), incapacidad para reconocer a familiares, apatía y problemas de atención y concentración, lo que hace imposible mantener una conversación con él. Por supuesto todo esto influye en la aparición de los déficits de memoria. Su curso es progresivo y puede conducir a la muerte en pocas semanas. 
El cuadro puede presentarse relativamente rápido, en el curso de unos pocos días. El síndrome puede detenerse mediante la ingestión de dosis masivas de tiamina, pero no es reversible.
Una vez superada la fase aguda se entra en la fase crónica, caracterizada por amnesia anterógrada y amnesia retrógrada que generalmente alcanza períodos muy grandes de tiempo, llegando hasta 20 años antes del inicio del cuadro, lo que abarca buena parte de su vida. En el síndrome de Korsakoff la amnesia retrógrada presenta un gradiente temporal (suelen tener mas afectados los periodos próximos al inicio de la enfermedad que los que ocurrieron hace muchos años).
Se mantiene la memoria para habilidades. También aparece desorientación espacial y especialmente temporal, aparecen confabulaciones y ejemplos ocasionales de falso reconocimiento, mientras que mantienen intactas sus capacidades cognitivas (lo que diferencia el síndrome de korsakoff de la demencia alcohólica).
Además suelen aparecer: afecto plano, apatía e indiferencia, pierden rápidamente el interés por las cosas y se muestran indiferentes a los cambios. Tienen una pobre conversación espontánea fruto de su amnesia y poca o nula conciencia del déficit. lo que se ha relacionado con adicionales afectaciones del lóbulo frontal.
Esta deficiencia nutricional suele afectar al diencéfalo (especialmente a los cuerpos mamilares y a los núcleos dorsomediales del tálamo), y es acompañada frecuentemente por atrofías en el lóbulo frontal. Ya que la afectación se centra en estructuras diencefálicas a estos pacientes se les ha denominado "diencefálicos".

Estos pacientes presentan un menor rendimiento en tareas tanto de recuerdo como de reconocimiento, no presentan el efecto de primacía, aunque si muestran el efecto de recencia al mismo nivel que los sujetos sin síndrome. Presentan alteraciones para incorporar conocimientos nuevos, ya sean experiencias personales como conocimientos semánticos, que de producirse conlleva mucho más esfuerzo y tiempo de dedicación. También se ha observado amnesia de fuente (es la incapacidad para recordar dónde y cuándo se aprendió una información).

El alcoholismo crónico produce alteraciones cognitivas como disfunciones visoespaciales, visoperceptivas y visoconstructivas, y cambios en la personalidad como impulsividad, agresividad, conducta antisocial y desinhibición. Estos pacientes no tienen problemas con las tareas de memoria a corto plazo de repetición de dígitos, pero las tienen cuando se utilizan distractores e interferencias, siendo muy afectados por la interferencia proactiva. 
En tareas tipo Brown-Peterson, en las que se presentan al sujeto listas de tres palabras que debe recordar y el sujeto tiene que hacer una tarea distractora durante 20 segundos (como contar hacia atrás), los sujetos sin síndrome korsakoff tienen peor rendimiento cuando se dan elementos de la misma categoría, pero éste mejora cuando los elementos son de distinta categoría (este fenómeno se denomina liberación de la interferencia proactiva). Los pacientes de korsakoff no se liberan de la interferencia proactiva, ya que probablemente no codifican el material de forma semántica.
Parecen vivir fuera de los marcos temporales, así hablan de sucesos y personas del pasado como si fueran elementos actuales, no pueden hacer planes para el futuro, ya que sólo viven el presente (que es unos pocos minutos, a lo sumo horas). Quizás sea esto lo que propicia en estas personas la pérdida de cierta intimidad o emotividad que las personas sin el trastorno ponemos al hablar del pasado y sobre el futuro.
Sin embargo, se ha observado que los amnésicos pueden aprender cosas nuevas. Por ejemplo. se ha comprobado que pueden aprender mediante tareas indirectas de memoria. Asimismo, existe evidencia a factor del fenómeno de facilitación o priming en el que los sujetos amnésicos presentan un rendimiento similar a los sujetos normales cuando se les presenta una lista de palabras y se requiere posteriormente una identificación perceptiva.
De igual forma, se considera que la adquisición de destrezas y habilidades no está dañada en estos individuos. También se ha observado aprendizaje mediante pruebas de respuesta evaluativa, y presentan la capacidad de aprender por condicionamiento, aunque no sean capaces de recordar el ensayo de condicionamiento.

CEDE. Volumen I. Psicología Clínica
Anaís Martínez Jimeno
Graduada en Psicología

No hay comentarios:

Publicar un comentario