lunes, 10 de junio de 2019

Síndrome de Frégoli

Introducción

Antes de profundizar en la descripción más técnica de esta patopsicología pongámonos en
situación para conseguir entender que experimentan los afectados :
Imaginemos por un momento experimentar la sensación de acoso continuo y diario de un
conocido. Supongamos que el registro exacto de esta persona que nos acosa lo
encontraramos en cualquier momento o lugar, en los cuerpos de otras personas inclusive en
el cuerpo de familiares. Esta experiencia nos conduciría seguramente a un estado de
angustia y obsesión por intentar huir o por intentar enfrentarnos a esa persona para que
deje de molestarnos.
Aterrador, ¿verdad?
Pues, con esta condición los afectados por el síndrome de Frégoli viven día tras día.
Debido a que el principal síntoma es una manía persecutoria, el síndrome de Fregoli se
suele clasificar dentro de los trastornos de tipo paranoide.



Origen del término




La raíz del término proviene de Leopoldo Frégoli, actor, joven e italiano dedicado al teatro
desde la adolescencia. Inició sus funciones más famosas a principios de 1887 logrando
conquistar al público con sus actuaciones como transformista. Frégoli era conocido por su
habilidad para la imitación, el disfraz y el transformismo. Conseguía suplantar el registro de
más de 25 personajes distintos en una sola función.
Suponemos que aquel gran éxito fue la inspiración para los psiquiatras franceses Courbon y
Fail al publicar el primer artículo donde se analizaba esta patología con el título: “Syndrome
d'illusion de Frégoli et schizophrénie” publicado en el año 1927.


Síntomas




 
Los delirios son un estado de perturbación mental en el que se produce una gran alteración
e intranquilidad para el enfermo,un desorden de las ideas y constantes alucinaciones.
El síndrome de Frégoli es un subtipo del síndrome de falsa identificación delirante.(SFID)
Los afectados presentan insuficiencia para el reconocimiento y la identificación afectando
así el sentido de la familiaridad. Estos enfermos fanatizan en la idea de la suplantación o
duplicación de algunas personas, cosas o lugares por otros diferentes pero conocidos
anteriormente.
Delirios y alucinaciones podrían ser los síntomas principales pero no los únicos :
● Déficit en la flexibilidad cognitiva.
● Déficit en las funciones ejecutivas.
● Episodios epilépticos.
● Falta de memoria visual.
● Falta de conciencia de sí mismo.
● Incapacidad para controlarse de forma apropiada a sí mismo.
● Incapacidad para controlar de forma apropiada su comportamiento.
● Incapacidad para realizar un pensamiento abstracto.
El síndrome se exhibe en ambos sexos, aunque algunos expertos han informado de un
predominio superior entre las mujeres.


Causas💭

 
Entre las diferentes causas la principal podría ser alguna
lesión existente en varias de las
regiones temporoparietal derecha o izquierda del cerebro.

Estas lesiones pueden haber sido provocadas por traumatismos craneales, infartos
cerebrales o una gran multitud de situaciones distintas. Varios estudios han identificado tres
áreas craneales que parecen estar especialmente implicadas en su desarrollo: el lóbulo
frontal, el giro fusiforme, y el lóbulo temporoparietal.

Estas tres áreas están implicadas en el procesamiento de imágenes y en el control de los
propios pensamientos, cuando una o varias de ellas están dañadas, la persona comienza a
confundir rostros y a desarrollar ideas irracionales.
Levodopa, también conocido como L-dop, se usa clínicamente para tratar la enfermedad de
Parkinson. Los estudios clínicos han demostrado que el uso de Levodopa puede conducir a
alucinaciones visuales y delirios.


Tratamientos💊

Durante los últimos 80 años el SFID ha propuesto desafíos a los profesionales del área
psiquiátrica debido a la falta de una comprensión del síndrome y de la prescripción de un
tratamiento eficaz.
El síndrome de Frégoli, aunque no siempre es así, sostiene vínculos innegables con la
esquizofrenia. En consecuencia, los pacientes tendrán que tomar
antipsicóticos, que
buscarán regular las funciones mentales para contender los delirios.
En el supuesto caso de creer que el síndrome proceda de algún medicamento, el médico o
psiquiatra tendrá que identificar cuál es y ajustar o prescindir la dosis para ayudar a reducir
los síntomas más graves.
En el caso de sufrir episodios de epilepsia se administrarán
anticonvulsivos.





Autora. Virginia Moreno, estudiante de Administración y Gestión.


Virginia se dedicó a leer libros, vídeos y blogs para superar algunas

situaciones traumàticas que marcaron su infancia. La resiliéncia es su capacidad más
destacada y esto le ha ayudado a motivar a más personas a superar miedos o malas
experiencias.
📲@littlemore_vmr

No hay comentarios:

Publicar un comentario