miércoles, 2 de octubre de 2019

Estrategias para mejorar las habilidades sociales en personas con discapacidad intelectual

La discapacidad intelectual implica una serie de limitaciones en las habilidades que la persona aprende para funcionar en su vida diaria y que le permiten responder ante distintas situaciones y lugares.
La discapacidad intelectual se expresa en la relación con el entorno. Por tanto, depende tanto de la propia persona como de las barreras u obstáculos que tiene alrededor. Si logramos un entorno más fácil y accesible, las personas con discapacidad intelectual tendrán menos dificultades, y por ello, su discapacidad parecerá menor. Por lo tanto, trabajar con ellos habilidades sociales va a ser algo imprescindible para su inclusión en la sociedad. 
Vamos a ver cuáles son las principales estrategias empleadas por la Terapia de la Conducta para la adquisición o reeducación de habilidades sociales. Su público no se restringe a sexos ni edad, ya que cada estrategia debe ser adaptada a cada situación personal para alcanzar una mayor efectividad. De este modo, las estrategias de mayor vigencia en la actualidad, y en la que se basan distintos profesionales que trabajan la adquisición de habilidades sociales, son:

  • 💙Condicionamiento instrumental positivo: Se basa en las ideas del condicionamiento operante, según el cual un sujeto tiene más probabilidades de repetir las formas de conducta que conllevan consecuencias positivas. Uno de los autores pioneros en el estudio de condicionamiento fue el psicólogo Edward Thorndike (1874-1949), que estableció un principio que denominó “Ley del efecto”, mediante el cual “cualquier conducta que en una situación produce un efecto satisfactorio, se hará más probable en el futuro”. Defendía además, que los problemas son resuelto mediante el aprendizaje por ensayo y error. El condicionamiento instrumental positivo consiste en un refuerzo positivo que puede ser un objeto, un evento o una conducta. Con él se consigue incrementar las posibilidades de que la persona vuelva a efectuar dicha conducta, aunque si no es utilizado de forma correcta, la respuesta generada puede ser negativa (Un ejemplo es el del niño que llora cada vez que no quiere andar más y los padres responden cogiéndolo en brazos, con lo que acaban reforzando una conducta que puede ser indeseada). 
  • 💙Condicionamiento clásico: también se denomina condicionamiento pavloviano, haciendo referencia al experimento de Iván Pavlov. Se trata de un tipo de aprendizaje asociativo, por el cual un estímulo neutro (recordemos la campana del perro) puede generar una respuesta condicional (salivación en el perro). Esta misma situación, aplicada a seres humanos, la encontramos, por ejemplo, en fobias, donde un estímulo neutro (por ejemplo, un animal) puede desencadenar la presencia de dicha fobia, provocado porque anteriormente una animal de esa misma especie le provocó un daño de forma accidental.
  • 💙Desensibilización sistemática: este método se basa en la aproximación sucesiva del sujeto a situaciones que le producen una comportamiento disfuncional de conductas (emocional, cognitivas o comportamentales). Se ayuda de la aplicación gradual de estímulos estresantes a través de la formación de imágenes que generan una situación de ansiedad en la persona. Se pretende que la persona alcance un grado de relajación mientras imagina estas escenas, de forma que aprenda a asociarlas con un estado de calma y tranquilidad, rompiendo el vínculo de la ansiedad. 
  • 💙Entrenamiento asertivo: se utiliza para ayudar a personas con déficits y dificultades en su conducta interpersonal1 . La técnica consiste en un entrenamiento por fases, de forma que primero se le trata de mostrar a la persona cuáles son sus derechos como individuo, con la intención de darle herramientas que le permitan expresar sus sentimientos y aspiraciones. Posteriormente se establece conductas apropiadas en la persona por medio del modelo y la práctica de distintas situaciones: primero en la seguridad del consultorio y luego en ambientes sociales usuales. 
  • 💙Entrenamiento en resolución de problemas: el objetivo general de esta técnica es mejorar la competencia social de la persona y disminuir el malestar psicológico, ofreciéndole una serie de pasos para la resolución de problemas. Esta técnica parte de la idead de que los problemas psicológicos son consecuencia de conductas de afrontamiento inefectivas. 
Pasos del entrenamiento en resolución de problemas: 
1. Identificar cuáles son las situaciones generadoras de problemas. 
2. Describir con detalle el problema y la respuesta habitual a dicho problema, en términos de quién, qué, dónde, cuándo, cómo y porqué, para poder obtener una visión más clara del problema. 
3. Hacer una lista de alternativas para la resolución del problema. En esta fase lo que importa es la cantidad y no tanto la calidad de las ideas. 
4. Analizar las consecuencias de las estrategias más prometedoras y evaluar las consecuencias de ponerlas en práctica. 
5. Evaluar los resultados: una vez se haya intentado la respuesta nueva, se deberá observar las consecuencias. 
  • 💙Modelado: está referido al aprendizaje vicario, que consiste en la adquisición de conductas por medio de la observación. El concepto fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura en su Teoría del aprendizaje social en 1977. Esta estrategia sostiene que es posible aprender observando a los otros, de hecho no todo el aprendizaje se logra experimentando personalmente las acciones. Bandura sostiene que al ver las consecuencias positivas o negativas que obtienen otras personas, las llevamos a cabo como si fueran nuestra propia experiencia en otras circunstancias. 
  • 💙Reestructuración cognitiva: recoge una serie de estrategias (diálogo socrático ; la modelación; práctica de hábitos cognitivos nuevos) destinadas a modificar el modo de interpretación y valoración subjetiva. En definitiva, se busca alterar los esquemas de pensamiento desordenados de la persona, para que adquiera una visión del mundo más realista: cambiar afirmaciones irracionales, identificar emociones dolorosas, señalar los estilos de pensamiento disfuncionales, ofrecer afirmaciones que describan la forma alternativa de observar la situación. 
  • 💙Inoculación del estrés: se trata de un proceso de reducción del estrés, mediante la adquisición de destrezas de afrontamiento y ensayo de las mismas. El proceso comprende tres fases: Fase educativa, donde se informa tanto de la teoría, como de su aplicación al problema actual, y cada paso que se va a seguir; Fase de ensayo, donde se le ofrece a la persona un lugar seguro para afrontar la práctica de la actividad temida; Fase de implementación, consistente en la puesta en práctica en un ambiente natural de la acción temida fuente de estrés. Generalmente, esta estrategia va acompañada de otras técnicas como la meditación, ejercicios, cambios de dieta alimenticia, etc. 
  • 💙Biorretroalimentación o biofeedback: su finalidad es la de control de las funciones fisiológicas del organismo humano, mediante la utilización de un sistema de retroalimentación, que permita informar a la persona en cuestión del estado de la función que desea controlar. Esta técnica permite a la persona tomar conciencia de funciones biológicas que generalmente nos pasan desapercibidas, como son la frecuencia cardíaca, la presión arterial o la conductancia de la piel. Para ello se emplea una escala graduada de luces o sonidos que varían su intensidad en función de si la respuesta fisiológica se incrementa o disminuye.

Estas estrategias, en una u otra forma, serán necesariamente empleadas, aun sin proponérnoslo, cuando realicemos actividades de adquisición o reeducación de habilidades sociales con personas con discapacidad. Su puesta en práctica, generalmente, tendrá lugar a través de programas o proyectos de mayor envergadura, diseñados, en definitiva, para aumentar la integración social y la calidad de vida de las personas.


Anaís Martínez Jimeno
Psicóloga.

Máster Intervención con personas de educación especial. Divulgación Dinámica

No hay comentarios:

Publicar un comentario