viernes, 5 de junio de 2020

Trastorno orgásmico femenino:clasificaciones, epidemiología, curso, causas y tratamiento.

El trastorno orgásmico femenino forma parte del grupo de las disfunciones sexuales, éstas pueden definirse como todos aquellos trastornos en los que problemas fisiológicos o psicológicos dificultan la participación o la satisfacción en las actividades sexuales (Labrador, 1987, 1994). En general, existe una disfunción sexual cuando alguna de las respuestas psicofisiológicas implicadas en el ciclo de respuesta sexual
(en cualquiera de las fases vistas en un artículo anterior), o la totalidad de ellas, no se producen o solamente se producen de manera parcial (Kaplan, 1975). Todas ellas tienen una característica común: la ansiedad que provocan en el individuo que las padece y/o en su pareja.
No obstante el DSM 5 no sigue este esquema de las fases que explicamos hace unos años en un artículo. Veáse aquí. En DSM 5 se han añadido diferentes funciones específicas de género y además a excepción de la disfunción sexual inducida por medicación requieren de una duración mínima de aproximadamente 6 meses y criterios de severidad mas precisos. 

El trastorno orgásmico femenino forma parte de aquellos trastornos del orgasmo y para que se cumpla el diagnóstico ha de cumplir los siguientes criterios:
A) Por lo menos se tiene que experimentar uno de los síntomas siguientes en casi todas o todas las ocasiones (aproximadamente, 75-100%) de la actividad sexual (en situaciones y contextos concretos o, si es generalizada, en todos los contextos):
  1. 1. Retraso marcado, infrecuencia marcada o ausencia de orgasmo. 
  2. 2. Reducción marcada de la intensidad de las sensaciones orgásmicas. 
B) Los síntomas del criterio A han persistido durante unos 6 meses como mínimo.
C) Los síntomas del criterio A provocan un malestar clínicamente significativo en el individuo.
D) La disfunción sexual no se explica mejor por un trastorno mental no sexual o como  consecuencia de una alteración grave de la relación (p.ej, violencia de género) u otros factores estresantes significativos, y no se puede atribuir a los efectos de una sustancia/medicamento o a otra afección médica.

CARACTERÍSTICAS DIAGNÓSTICAS


  • 💙Dificultad para experimentar el orgasmo o marcada disminución de la intensidad de las sensaciones.
  • 💙Deben estar presentes en todas o casi todas las ocasiones (75-100%) de la actividad sexual (en situaciones concretas o generalizadas), y tiene una duración mínima de “unos” 6 meses (queda a criterio clínico).
  • 💙No se diagnostica cuando:
  • o   Factores interpersonales o contextuales significativos (alteración grave de la relación, violencia u otras estresantes).
  • o   Si experimenta orgasmo a través de estimulación del clítoris, pero no durante el coito.
  • o   Si se debe a una estimulación sexual inadecuada.

CARACTERÍSTICAS QUE APOYAN EL DIAGNÓSTICO:


  • 💙Mayores dificultades de comunicación en cuestiones sexuales.
  • 💙La satisfacción sexual global no se relaciona con la experimentación del orgasmo
  • 💙Aparecen a menudo junto a problemas relacionados con el interés y la excitación sexuales.
  • 💙Deben considerarse:
  • 1) factores de pareja. 
  • 2) factores de la relación. 
  • 3) factores de vulnerabilidad individual, comorbilidad psiquiátrica y factores de estrés.
  • 4) factores culturales o religiosos.
  • 5) factores médicos relevantes.


PREVALENCIA


  • 💙 10-42%, no tiene en cuenta el malestar.
  • 💙Solo una parte presenta malestar asociado.
  • 💙10% nunca experimenta orgasmo.
  • 💙Primer orgasmo muy variable. Con la edad aumenta el número de mujeres que refiere haber experimentado orgasmo.

FACTORES DE RIESGO Y PRONÓSTICO


  • 💙Temperamento: ansiedad o preocupación por el embarazo interfieren.
  • 💙Ambientales: factores socioculturales, problemas de relación, salud física y salud mental.
  • 💙Genéticos y fisiológicos: múltiples afecciones médicas y medicamentos. 
  • 💙Menopausia asociada consistentemente. 

ASPECTOS RELACIONADOS CON LA CULTURA


  • 💙Marcadas diferencias socioculturales y generacionales.


DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL


  • 💙Trastornos mentales no sexuales: Depresión mayor asociada a disminución del interés o del placer por todas o casi todas las actividades, que pueden explicar. Si lo explican, NO se diagnostica.
  • 💙 Otra afección médica: si lo explica no se diagnostica.
  • 💙Factores interpersonales: si lo explican no se diagnostica.
  • 💙Otras disfunciones sexuales:puede aparecer asociado a otras. La presencia de otra disfuncion sexual no descarta el diagnostico de trastorno orgásmico femenino.

COMORBILIDAD



  • 💙Pueden tener dificultades concurrentes en el interés/excitación sexual. 



ETIOLOGÍA



  • 💙Se suele decir, de forma un tanto esquemática, que las disfunciones sexuales pueden ser producidas por factores psicológicos, orgánicos o la interacción de ambos. 
  • 💙Sin embargo, todas ellas tienen una característica en común: la ansiedad que provocan en el individuo que las padece y/o en su pareja. La ansiedad puede actuar como desencadenante de la disfunción o como el motor que la mantiene, una vez instaurada.


CAUSAS PSICOLÓGICAS:


  • 💙Una de las causas psicológicas más importantes es la falta de información adecuada y, en su lugar, la divulgación de un sinfín de ideas erróneas, como pueden ser la concepción del sexo como algo sucio si no conduce a la reproducción, la creencia de que la mujer «debe» alcanzar el orgasmo por el coito vaginal o éste debe ocurrir simultáneamente al del varón, la importancia otorgada al tamaño del pene, el pensar que el varón tiene más «necesidades» sexuales que la mujer, el temor a tener menos relaciones sexuales que los demás y un largo etcétera. 
  • 💙Con relativa frecuencia, la disfunción aparece en el contexto de una mala relación de pareja o de falta de comunicación. Sin embargo, en muchas ocasiones los problemas se generan a raíz de relaciones sexuales conflictivas. 
  • 💙Finalmente, las disfunciones pueden ser debidas también a una situación de estrés, a experiencias sexuales traumáticas (especialmente en las mujeres) o a determinados rasgos de personalidad (control excesivo, baja autoestima, etc.).


CAUSAS ORGÁNICAS:


  • 💙Las disfunciones sexuales pueden ser secundarias a la repercusión de diversas enfermedades, fármacos y drogas. 
  • 💙El porcentaje por causa predominantemente orgánica se sitúa entre un 3 y un 20%, según Kaplan, aunque no existe unanimidad en las cifras, ya que las muestras utilizadas en las investigaciones tienen distintas procedencias (consultas urológicas, ginecológicas, psiquiátricas, endocrinológicas, etc.).




TRATAMIENTO


  • 💙Una historia clínica bien establecida suele ser suficiente para orientar el tratamiento de una disfunción sexual. No obstante, ante la menor duda, hay que realizar las pruebas que se consideren necesarias (hemograma completo, análisis de orina, glucosa, pruebas hepáticas y renales, exámenes ginecológicos y urológicos, análisis hormonales, etc.). 

TRATAMIENTOS FARMACOLÓGICOS


  • 💙 Para la consecución del orgasmo se necesita tanto un input serotoninérgico inhibidor como un input noradrenérgico excitador.
  • 💙Como norma general, no obstante, antes de recomendar cualquier tipo de fármaco, es preciso realizar una historia clínica completa y valorar si el paciente es candidato a otro tipo de tratamiento como puede ser el psicológico.

TRATAMIENTOS HORMONALES


  • 💙En las mujeres, los estrógenos pueden ser de utilidad para contrarrestar la falta de lubricación vaginal que se da en la posmenopausia.

TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS


  • 💙Las más utilizadas son el entrenamiento en masturbación con o sin vibradores, ejercicios musculares (músculo pubicoxígeo), reacondicionamiento del orgasmo, role-playing del orgasmo.
  • 💙Sea cual fuere la disfunción sexual, pero especialmente cuando hay una falta de deseo, el principio del tratamiento consiste en que la pareja se habitúe a tener con frecuencia un contacto físico, sin connotaciones sexuales. Mientras no sean capaces de realizar esto de forma tranquila y relajada, el paso a la segunda etapa está condenado al fracaso. De ahí que sea preciso no dejarse llevar por las prisas (a menudo de los propios pacientes) y dedicarle todo el tiempo necesario. A continuación, se empieza a plantear la técnica de focalización sensorial preconizada por Masters y Johnson. Esta técnica implica una mayor comunicación física y verbal, a fin de descubrir cuáles son las zonas o el tipo de estimulación preferidos. En todo momento es preciso recordarles que no se trata de obtener una excitación o un orgasmo, sino de avanzar en el conocimiento sexual mutuo. A medida que se progresa en la focalización sensorial, se permite la estimulación directa de los genitales, sin intentar aún la penetración. En esta etapa del tratamiento, el hecho de comentar con naturalidad algunas técnicas sexuales, como la estimulación oral de los genitales,
  • 💙En los casos de falta de deseo o disfunción orgásmica femenina, se recomienda paralelamente la autoexploración de los genitales y la automasturbación. Una vez conseguido el orgasmo de esta forma, puede intentarlo la pareja, siguiendo las directrices que la mujer vaya dando. Cuando ya se ha alcanzado el orgasmo por heteromasturbación, se autoriza el coito. Llegado este momento, es de suma importancia recordarles que, para la mujer, el coito no es el mejor sistema para conseguir el orgasmo, a diferencia de lo que ocurre en el varón, en ocasiones  puede ser de utilidad la realización de los ejercicios de Kegel para fortalecer la musculatura pubococcígea.


Anaís Mª Martínez Jimeno
Psicóloga
Bibliografía:
• AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (2013). DSM-5. Diagnostic and Dtatistical Manual of Mental Disorders. Washington, APA.
• Belloch, A., SANDÍN, B. y RAMOS F (2008): Manual de psicopatología (Vol. 1). McGraw-Hill. Madrid
• Belloch, A., SANDÍN, B. y RAMOS F (2008): Manual de psicopatología (Vol. 2). McGraw-Hill. Madrid
• VALLEJO RUILOBA, J. (2015): Introducción a la psicopatología y la psiquiatría 8º edición. Masson. Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario