martes, 2 de junio de 2020

Trastorno de dolor génico-pélvico: Clasificaciones, epidemiología, curso, causas y tratamiento

 El trastorno de dolor génico-pélvico forma parte del grupo de las disfunciones sexuales, éstas pueden definirse como todos aquellos trastornos en los que problemas fisiológicos o psicológicos dificultan la participación o la satisfacción en las actividades sexuales (Labrador, 1987, 1994). En general, existe una disfunción sexual cuando alguna de las respuestas psicofisiológicas implicadas en el ciclo de respuesta sexual
(en cualquiera de las fases vistas en un artículo anterior), o la totalidad de ellas, no se producen o solamente se producen de manera parcial (Kaplan, 1975). Todas ellas tienen una característica común: la ansiedad que provocan en el individuo que las padece y/o en su pareja.
No obstante el DSM 5 no sigue este esquema de las fases que explicamos hace unos años en un artículo. Veáse aquí. En DSM 5 se han añadido diferentes funciones específicas de género y además a excepción de la disfunción sexual inducida por medicación requieren de una duración mínima de aproximadamente 6 meses y criterios de severidad mas precisos. 
 

El trastorno d dolor génico pélvico forma parte de aquellos trastornos de la excitación sexual y para que se cumpla el diagnóstico ha de cumplir los siguientes criterios:
 
              A. Dificultades persistentes o recurrentes con una de las siguientes 
    • Penetración vaginal durante las relaciones
    • Marcado dolor vulvovaginal o pélvico durante las relaciones vaginales o los intentos de penetración
    • Marcado dolor o ansiedad de sentir dolor vulvovaginal antes,durante o como resultado de la penetración vaginal
B. Los síntomas del criterio A han persisitido durante 6 meses como mínimo
C. Los síntomas provocan un malestar significativo
D. la disfunción sexual no se explica mejor por un tx mental no sexual o como alteración grave de la relación.

Características que apoyan el diagnóstico

1) factores de pareja.
2) factores de la relación.
3) factores de vulnerabilidad individual, comorbilidad psiquiátrica y factores de estrés.
4) factores culturales o religiosos.
5) factores médicos relevantes.

Prevalencia

Se desconoce. Aproximadamente el 15% de mujeres de América del Norte refiere dolor recurrente durante las relaciones
sexuales. Las dificultades para mantener relaciones sexuales parecen ser un motivo frecuente de derivación a las consultas de disfunción sexual y a los especialistas clínicos

Desarrollo y curso

El desarrollo y curso no está claro. Puesto que no suelen buscar tratamiento hasta que experimentan problemas en el funcionamiento sexual, puede ser difícil caracterizar como de por vida (primario) o adquirido (secundario). Aunque acuden a recibir atención clínica después de haber iniciado la actividad sexual, a menudo hay signos clínicos más tempranos: dificultades para el uso de tampones.
Las quejas relativas al dolor génito-pélvico muestran picos en la edad adulta temprana y en el período peri y posmenopáusico. También puede haber un aumento en el período del posparto.

Factores de riesgo y pronóstico
  • Ambientales: Abuso sexual y maltrato físico como factores predictivos de los trastornos sexuales por dolor (dispareunia y vaginismo) en DSM-IV. Tema controvertido en la bibliografía actual.
  • Genéticos y fisiológicos: Historia previa de infecciones vaginales. El dolor durante la inserción de tampones o la incapacidad para insertaros antes de haber tenido contacto sexual es un factor de riesgo
Aspectos relacionados con la cultura

Educación sexual inadecuada y ortodoxia religiosa se han considerado en el pasado como factores culturales predisponentes en el DSM-IV para vaginismo. Las investigaciones, aunque limitadas, no apoyan esta idea.

Diagnóstico diferencial
  • Otra afección médica: En algunos casos tratar la afección médica presente puede aliviar el trastorno de dolor, pero en gran parte de las veces no es así. Las afecciones médicas asociadas son difíciles de diagnosticar y de tratar.
  • Trastorno de síntomas somáticos y trastornos relacionados: no está claro si ambos pueden ser diferenciados de manera fiable. Algunas mujeres con diagnóstico de trastorno de dolor génito-pélvico / penetración también serán diagnosticadas de una fobia específica.
  • Estímulos sexuales inadecuados: se deben evaluar, en algunas situaciones puede no ser apropiado el diagnóstico
Repercusiones funcionales

Insatisfacción de las relaciones y dificultades para concebir.

Comorbilidad

  • La comorbilidad con otras dificultades sexuales parece ser común. 
  • También con los conflictos en la relación. Es probable que haya una mayor prevalencia de otros trastornos relacionados con el suelo pélvico o con los órganos reproductores.
  • Parece presentar comorbilidad con depresión, abusos sexuales y físicos en la edad adulta, el funcionamiento mental global y el consumo de alcohol.
Tratamiento psicológico

La terapia cognitivo conductal es el tratamiento que mejores resultados arroja y que se presenta como más eficaz. El paciente deberá realizar los ejercicios que el terapeuta le mande.
Además, aspectos como la educación sexual del paciente, sus experiencias, el inicio del problema, su personalidad.... son algunos factores a evaluar.


Tratamiento farmacológico

  • Inyecciones de toxina botulínica tipo A, que reducen la hiperactividad de los músculos a través de varios mecanismos de dolor diferentes, incluido el bloqueo de las sinapsis colinérgicas presinápticas y la liberación de neurotransmisores involucrados en la percepción del dolor
  • Tratamientos tópicos para el dolor vulvar, donde se incluyen:

  1. Amitriptilina
  2. Cromolina

  • Tratamientos quirúrjicos, donde las áreas sensibles se eliminan permanentemente

Mª Carmen Martínez
Psicóloga
Bibliografía:
• AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (2013). DSM-5. Diagnostic and Dtatistical Manual of Mental Disorders. Washington, APA.
• Belloch, A., SANDÍN, B. y RAMOS F (2008): Manual de psicopatología (Vol. 1). McGraw-Hill. Madrid
• Belloch, A., SANDÍN, B. y RAMOS F (2008): Manual de psicopatología (Vol. 2). McGraw-Hill. Madrid
• VALLEJO RUILOBA, J. (2015): Introducción a la psicopatología y la psiquiatría 8º edición. Masson. Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario